Primer día en Roma.

Mi recomendación es comenzar bien temprano para poder aprovechar las máximas horas de luz posible, sobre todo si vas en invierno. Para el primer día el itinerario a recomendar sería este, no obstante si vas más de 4 días a la ciudad, puedes reducir la cantidad de monumentos que ver cada día y disfrutar más tranquilamente de todas las posibilidades que ofrece Roma.

Fontana de Trevi- Castillo de San’t Angelo- Piazza Navona-Panteón de Agripa-Piazza Venecia-Trastevere.

Fontana de Trevi.

Monumento por excelencia de la ciudad. Según vas acercándote parece imposible que semejante monumento quepa entre las estrechas calles de la zona, pero, de repente girando en una de ellas, entras en una pequeña plaza y te encuentras ante la Fontana. Es simplemente impresionante, no solo por su tamaño o por el lugar donde está situada, su belleza es prácticamente incomparable. Merece la pena ver la Fontana varias veces durante tu estancia en la ciudad, sin olvidar verla iluminada de noche.

Si quieres seguir con la tradición, tendrás que tirar una moneda a la fuente si deseas volver a la ciudad….¡en mi caso siempre se ha cumplido!

La primera hora de la mañana es muy buen momento para disfrutar del monumento sin que haya demasiada gente y puedas sentarte en las escaleras y bancos que hay alrededor de éste. Puedes comprarte un gelato o una porción de pizza de cualquiera de los establecimientos que se encuentran en las calles aledañas y degustarlo con unas vistas inmejorables según la  hora del día a la que vayas.

Ten cuidado con los carteristas y los “fotógrafos” que se ofrecen con sus cámaras para hacerte fotos, esta es una de las zonas más turísticas y donde se concentra una gran cantidad de gente, por lo que es relativamente fácil poder sufrir algún robo.

img_1743
Fontana de Trevi

Castillo de San’t Angelo.

El camino hasta el castillo de San’t Angelo es muy agradable,  las vistas una vez estás en la zona del río son espectaculares por todos los monumentos y edificios que encontramos en ambas orillas.

img_1763
Corte Suprema di Cassazione

 

img_1768
Vaticano

El puente que nos lleva hasta la entrada del castillo es uno de los más bonitos de Roma. En él se encuentran los ángeles de Bernini que son el segundo y el cuarto de la parte derecha vistos desde el castillo. También podemos ver las estatuas de San Pedro y San Pablo.

img_1771
Castillo de San’t Angelo

Una vez en el puente mirando hacia la izquierda la panorámica es maravillosa y mejora aún más cuando subimos al castillo, siendo posiblemente una de las mejores vistas de toda la ciudad. Podrás admirar la impresionante basílica de San Pedro del Vaticano, el río Tíber y varios de sus puentes. En mi opinión, la visita al Castillo ya merece la pena por las espectaculares vistas que encuentras desde la parte superior del mismo donde a modo de mirador, la cubierta permite contemplar toda la ciudad.

img_1780
Vista del río Tíber y del puente Vittorio Emanuele II
img_1802
Vista panorámica
img_1804
Parte superior del Castillo de San’t Angelo
img_1786
El Vaticano desde el Castillo
  • Horario: 9:00h-19:30h. *Los lunes está cerrado.
  • Precio: Los adultos 10,50€. Jóvenes entre 18 y 24 años 7€.

Piazza Navona.

Es una de las plazas con mayor encanto de la ciudad, las fachadas de colores junto con sus grandes dimensiones hacen las delicias de los visitantes. Sus tres fuentes son una preciosidad, siendo la del centro la más espectacular, diseñada por Bernini, sirviendo de base al Obelisco Egipcio. Justo en frente de esta fuente, a la que se denomina Fuente de los ríos, se encuentra la Iglesia de Santa Agnese in Agone, no dudes en entrar a visitarla.

Esta plaza suele estar bastante concurrida ya que es uno de los núcleos de turistas de la ciudad, a parte de su belleza también por su localización. Podrás tomar un café, refresco o comer en cualquiera de las múltiples terrazas que hay en su interior. Si tienes la suerte de ir en invierno y más concretamente en la época de navidad, podrás disfrutar del mercado navideño que ponen en esta plaza con gran variedad de puestos.

En las inmediaciones de la plaza Navona podrás encontrar tres iglesias más, todas ellas merecedoras de una visita si tienes tiempo suficiente: San Luis de los Franceses, Santa María della Pace o San Agustín.

img_1817
Santa Agnese in Agone
img_1819
Piazza Navona

Panteón de Agripa.

El Panteón te dejará sin palabras. Su conservación es exquisita y esto hace que sea uno de los monumentos romanos mejor conservados hasta ahora. Desde el año 608 es una Iglesia y además cumple la función de Panteón Real, donde se encuentran las tumbas de los primeros reyes italianos.

En su interior, una de las cosas que más te sorprenderá es su cúpula, de tamaño superior a la de la Basílica de San Pedro. Otra de las cosas importantes que debes saber es que aquí se encuentra la tumba del pintor Rafael.

Lo normal es que encuentres mucha gente en los alrededores del monumento, sin embargo poder acceder a su interior no es complicado ni suele requerir de largos tiempos de espera. Debes saber que la entrada es completamente gratuita, así que no desaproveches la ocasión, te llevarás una grata sorpresa.

img_1828
Panteón de Agripa
img_1837
Cúpula del Panteón
  • Horario: 9:00h-19:30h de lunes a sábado. Los domingos cierra a las 18:00h.
  • Precio: entrada gratuita.

Plaza Venecia.

Desde mi punto de vista, esta plaza es una de las más imponentes junto con la plaza de San Marco del Vaticano, que puedes encontrar en la ciudad. El Monumento a Vittorio Emanuele II es grandioso. Una de las cosas que más destaca de este monumento a parte de sus dimensiones, es su color, ya que su blancura contrasta mucho con el resto de edificios que encuentras en la ciudad. Debido a esto, es fácilmente reconocible desde casi cualquier punto.

Las mejores fotos puedes obtenerlas justo enfrente. Entre los pasos de peatón que cruzan toda la plaza, hay una pequeña zona ajardinada desde la que podrás tomar todas las fotos que quieras del edificio, eso sí, deberás ser lo bastante hábil para aprovechar cuando estén los coches parados en los semáforos o justo en el momento en el  que no pasen por delante ya que podrían estropearte la panorámica.

img_1859
Monumento a Vittorio Emanuele II

En su interior, a parte de la Tumba al Soldado Desconocido y del Museo del Risorgimento, se encuentran unos ascensores que te llevan a la terraza panorámica desde la que puedes obtener unas vistas extraordinarias.

  • Horario ascensores: 9:30h-19:30h de lunes a domingo.
  • Precio subida en ascensor: adultos 7€, menores de 18 años 3,50€, gratuito para niños hasta los 10 años.

Trastevere.

Mi zona favorita, sin lugar a dudas, de toda la ciudad. Sus callejuelas estrechas tienen un encanto indescriptible. Si vas con suficiente tiempo, recomiendo que uno de los días del viaje lo pases íntegro en esta zona, simplemente paseando y disfrutando de todos los rincones que tiene por descubrir. Está repleto de trattorias con comida casera típica italiana y de tiendas de souvenir.

Lo mejor que puedes hacer es perderte por sus calles, sin rumbo, dejándote envolver por la atmósfera de la zona con un ambiente idílico y bohemio.

Aquí podemos encontrar una de las iglesias más bonitas de Roma llamada Santa María in Trastevere, por lo que su visita debe ser obligatoria. A parte de ésta también puedes visitar Santa Cecilia in Trastevere y San Francisco a Ripa.

img_1906
Santa María in Trastevere

Un buen momento para llegar a esta zona sería la hora de comer. Aquí se encuentra uno de mis restaurantes favoritos de la ciudad, en una pequeña y encantadora plaza llamada Piazza del Drago. Puedes sentarte en su terraza  donde podrás disfrutar de la verdadera pizza italiana o algún plato de pasta. Créeme, no te defraudará. Y si quieres sorprenderte déjate aconsejar por ellos. Las Trattorias suelen ser negocios familiares, con comida casera y con platos fuera de carta.

trastevere
Calle del Trastevere
img_1931
Calle del Trastevere

Una de las mejores vistas de toda la ciudad puedes obtenerla desde el Gianicolo, que se encuentra en esta misma zona. Es la octava colina de la ciudad, en cuya cima hay un mirador desde el cual ver el atardecer es una placer para todos los sentidos. El camino puede ser algo cansado pero merece la pena 100%, irás encontrando algunos monumentos que harán más entretenido y ameno el paseo.

No es un lugar en el que te encuentres con muchos turistas, por lo que podrás disfrutar de la paz que transmite.

img_1939
Fontana dell’Acqua Paola
img_1958
Vistas desde el Piazzale Giuseppe Garibaldi
img_1975
Vistas desde el Piazzale Giuseppe Garibaldi

Si vas en invierno, al hacerse de noche en torno a las 5 de la tarde, podrás aprovechar el camino de vuelta hacia el hotel para pasar por los monumentos que visitaste durante el día y poder verlos iluminados, disfrutando así de los paseos nocturnos por la ciudad, otra de las esencias que hacen tan especial a la “Ciudad Eterna”.

img_2022
Monumento a Vittorio Emanuele II
img_2059
Fontana de Trevi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s